LA RUEDA: Comunicación Popular
Visitas:
contador de visitas
El tiempo - Tutiempo.net
May 21, 2024, 22:20:00

SOCIEDAD

27 - Sep -2022 - 11:28

FIRMA: EL ODIO. Repudiable nota del diario La Nación en relación al intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

FIRMA: EL ODIO. Repudiable nota del diario La Nación en relación al intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com

Facebook Twiter

Una y otra vez el veneno salta desde algunos medios de comunicación para inocularse en sectores sociales. El diario La Nación hace un gran esfuerzo cotidiano por mantener la sustancia activa en la sangre de los/as argentinos/as. Esta vez, la nota la firma "el odio". Carente de compromiso intelectual, nadie se hace cargo del editorial vertido en el día de hoy martes y titulado: "¿Atentado?: demasiados interrogantes y sospechas". Un repulsivo análisis sobre uno de los hechos más tremendos que ha tenido nuestro país desde el inicio de la democracia, el intento de magnicidio contra una vicepresidenta, el intento de magnicidio contra la vicepresidenta de la Nación. Y no se trata de "gustos" políticos-partidarios, sino que el sistema de representatividad, avalado por el voto popular, ha sido herido en su sentido más democrático. "Han transcurrido casi cuatro semanas desde el hecho vivido por Cristina Kirchner en la puerta de su casa. Desde entonces, el número de serios interrogantes sobre lo que se ha presentado como un intento de magnicidio no ha dejado de crecer. No es difícil entender por qué alrededor de seis de cada diez personas creen que estamos ante un montaje inventado por el kirchnerismo para victimizarse, según lo atestiguan distintas encuestas de opinión pública", relata La Nación con irresponsabilidad de un comentarista barrial, aburrido de su rutina mientras escupe sobre la desdicha que siente de ser quien es. Sin citas de las "supuestas" encuestas, descarga un terrorismo analítico y afirma lo incomprobable. "Muchas de las actuaciones en los primeros momentos inmediatos al hecho traen a la memoria las gravísimas irregularidades que caracterizaron a las primeras investigaciones posteriores al asesinato del fiscal Alberto Nisman en enero de 2015". A La Nación le gusta apelar a la memoria colectiva, sobre todo a aquella que fue instalada a fuerza de tapas mediáticas, de testigos truchos, de análisis baratos y de politiquería rasante en la carroña. "La grotesca alteración en la cadena de custodia y la destrucción del contenido del teléfono celular de Fernando Sabag Montiel aparece como uno de los aspectos más sospechosos. Más que a una impericia inexcusable, obedece en nuestra opinión a un accionar malicioso y cómplice". La Nación va por más y en un "nuestra opinión" incluye a todos sus trabajadores/as. ¿Estarán de acuerdo en la hipótesis odiadora que busca descontrolar los mecanismos de defensa social?. Vaya una a saber. No es novedad que los elementos de control cargan en sus vísceras las "ordenes" como manifestación paternalista y lo que es peor, como sustento de superioridad e intento de infantilizar a lectores/as, porqué no, en este caso, a la magistrada: "Otra cuestión que la jueza María Eugenia Capuchetti deberá investigar es la eventual complicidad de la custodia de Cristina Kirchner, sus ascendientes jerárquicos y el servicio de inteligencia estatal; de los abogados de la vicepresidenta y de una suerte de guardia pretoriana paraestatal, conformada por integrantes de La Cámpora...". Claro, no podía faltar La Cámpora para La Nación, seguramente reducto incorregible de jóvenes sucios, malos, planeros, negros y vividores del Estado. Sorprendente el relato: "la llamativa y reiterada aparición televisiva de dos de los integrantes de esta banda delictiva en los días previos, en dos curiosas entrevistas callejeras, más una invitación al programa de un comunicador cercano al kirchnerismo (Tomás Méndez) y con numerosas vinculaciones por demás sugestivas, llevan a pensar como una hipótesis probable que esas apariciones estuviesen preparadas y guionadas con la clara intención de instalar, de manera pública, personajes con un determinado ideario político". Un giro costumbrista para uno de los pasquines más colaborativos en el país con la extrema derecha: el accionar espejo, de lo que dudas dudaré. "Las numerosas apariciones públicas registradas de los llamados "copitos" en lugares donde sería improbable hallar compradores de algodón de azúcar y donde abundaban las cámaras aumenta la sospecha de que estaban allí para ser vistos y filmados...", insiste La Nación homenajeando a algún gran escritor de telenovelas ya fallecido. "Las dudas se agigantan cuando se recuerda que cinco días antes del episodio vivido en Recoleta el abogado penalista José Manuel Ubeira –nombrado recientemente por la vicepresidenta su letrado en la causa– manifestó su preocupación por la integridad física de Cristina Kirchner", el hilo de la perversión queda anclado para culminar con un: "ahondando las sospechas, Máximo Kirchner había acusado, en la mañana previa al hecho, a sectores que "están viendo quién mata al primer peronista"". Aquel Máximo que frente al intento de homicidio de su madre, fue cercado para el insulto, para los golpes, la estigmatización y la descarga odiadora: "¿Queres pasar Máximo? ¿Querés pasar puto? La concha de tu madre vas a pasar". "Cabe preguntarse quién paga esos costosos abogados...", si se trata de kirchnerismo, por las dudas, La Nación ata el lado monetario; no de igual manera lo hizo con el Fondo que nos costó, nos cuesta y nos costará más que mucho a quienes hemos pagado una fenomenal campaña electoral con "globitos de colores" reeditando las ancestrales "metodologías" de espejitos europeos. Este es el momento en que lectores/as de La Nación podrían considerarse, al menos, tratados desde un boludeo espeluznante como niñitos/as de sala verde a punto de ser olvidados por papá y mamá en la puerta del colegio: "La personalidad de estos lúmpenes, sus medios y modos de vida no se condicen con la corrección en la redacción y ortografía con la que documentaban, por WhatsApp, sus planes delictivos. En cualquier celular es muy difícil, si no imposible, encontrar signos de interrogación de apertura. A esto se suma que se trata de personas que a la vista parecieran tener escaso nivel de instrucción o utilizar lenguajes deficientes o alternativos". "De las respuestas a la suma de interrogantes planteados podría comenzar a determinarse el verdadero cariz de quienes protagonizaron el hecho del 1º de septiembre; si se trata de locos sueltos o de idiotas útiles, si estamos ante fanáticos desquiciados o frente a un grupo delictivo escasamente profesional al servicio de sectores interesados en generar un particular clima o determinadas consecuencias políticas favorables a una líder política a quien la Justicia ha puesto contra las cuerdas. Nos inclinamos por esta última hipótesis". Cristina Fernández de Kirchner tenía razón, la sentencia está escrita y también la escribió La Nación.


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CORREO ELECTRONICO
Teléfono: 02323 - 427962
Luján - Provincia de Bs. As.
copyright 2016

Construido por
Lorna
Copyright2020

"La RUEDA se reserva el derecho
de anular los comentarios
que incluyan contenido ofensivo o
sin verdadera identidad del usuario.
Este sitio no se responsabiliza
de los dichos vertidos por los entrevistados-as."