LA RUEDA: Comunicación Popular
Visitas:
contador de visitas
El tiempo - Tutiempo.net
June 23, 2024, 12:00:55

JUSTICIA

15 - Feb -2022 - 18:19

ALBERTO FERNÁNDEZ DECLARÓ EN LA CAUSA DE OBRA PÚBLICA Y AFIRMÓ QUE LOS PRESIDENTES NO DECIDEN SOBRE EL PRESUPUESTO

ALBERTO FERNÁNDEZ DECLARÓ EN LA CAUSA DE OBRA PÚBLICA Y AFIRMÓ QUE LOS PRESIDENTES NO DECIDEN SOBRE EL PRESUPUESTO

María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com

Facebook Twiter

A las 9:30 de la mañana de hoy martes, el presidente Alberto Fernández se presentó en Comodoro Py para declarar ante el Tribunal Oral Federal 2, en el juicio por la obra publica de Santa Cruz. Debido al cargo que ocupa, la ley le permite que declare por escrito, pero el mandatario decidió acudir, como un gesto político de apoyo a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que es una de las principales imputadas en esa causa. Acompañado por el Secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; la portavoz presidencial, Gabriela Cerrutti y el diputado Eduardo Valdez -quienes lo aguardaron en el pasillo- Fernández ingresó sólo a la sala. Por protocolo sanitario allí estuvieron -además del presidente- los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso, Rodrigo Giménez Uriburu y el secretario del Tribunal, mientras que el resto de las partes participaron vía zoom. Una frase contundente dejó en claro la posición de Alberto Fernández: "Estás discusiones de carácter político, no son judiciables", dijo en relación al complejo análisis de la Obra Pública y las decisiones ejecutivas sobre las mismas. "La aprobación de un presupuesto no es decisión de un presidente, lo definen muchas jurisdicciones y después lo decide el Congreso. Es muy difícil pensar que hay una distribución arbitraria, se los dice alguien que está gobernando sin presupuesto. No hay ninguna norma que ponga un límite a como se gasta en la obra pública", agregó. Consultado por el defensor de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Dr. Carlos Beraldi, en torno a ser consultado sobre arbitrariedades puntualizó que "es una discusión muy difícil, muy compleja como para que alguien cometa una arbitrariedad y el conjunto de los diputados la toleren, porque después los diputados, senadores tienen que ir a rendir cuentas a sus provincias". Fernández insistió: "Creo que acá hay cosas que no se han tenido en cuenta, y lo digo porque soy abogado como Uds. y acá no se conoce como funciona un presupuesto". Fernández también explicó que las redistribuciones de partidas "son algo absolutamente habituales" y puso como ejemplo la inundación en Santa Fe del año 2003. "Tuve que sacar recursos de otras jurisdicciones para poder mandarlos a Santa Fe”, detalló. Y agregó que "nunca esas decisiones administrativas tuvieron el objetivo de beneficiar a alguien". Cuando fue consultado sobre las obras en Santa Cruz relató: "Lo que más recuerdo de Néstor Kirchner en aquellos años es la obra prolija que había hecho en Santa Cruz que le dejaba a Santa Cruz un superávit muy muy alto. Néstor tenía una natural convicción de pensar que la economía, una economía en crisis, como la que vivía la Argentina por aquellos años, él creía que era necesario movilizar la economía a través de la obra pública, como una suerte de motor de la economía y que después llevó adelante durante su gestión de presidente. Puntualmente no puedo saber sobre la obra pública de la provincia porque nunca fui funcionario en Santa Cruz". En otro tramo de la declaración que se extendió por tres horas fue consultado sobre si supo de algún tipo de "acuerdo de voluntades" para beneficiar a la provincia sureña y si había recibido alguna instrucción para que girara fondos a Santa Cruz respondió: "Definitivamente no. Ni a Santa Cruz ni a ningún otro lado". "Y que se giraran para beneficiar a algún empresario en particular?", arremetió Beraldi. "No. Definitivamente no", respondió el presidente y aclaró que en el Estado "hay delegación" de funciones y "no existe posibilidad de que el Presidente pueda conocer cada obra pública". Fernández negó la existencia de "arbitrariedades" en la distribución de obra pública nacional y sostuvo que le llama "mucho la atención" lo que se debate en el juicio oral por presuntas irregularidades en la provincia de Santa Cruz, al declarar como testigo y responder preguntas de la defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Fernández sostuvo que se trata de "decisiones políticas no judiciables" y reiteró que no hubo instrucciones de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner para asignar fondos para obra pública de manera específica a Santa Cruz o para beneficiar a algún empresario en particular. "Definitivamente no", respondió al ser preguntado sobre si supo de algún tipo de "acuerdo de voluntades" para beneficiar a Santa Cruz mientras fue jefe de Gabinete o en algún otro momento, y además aclaró que en el Estado "hay delegación" de funciones y "no existe posibilidad de que el Presidente pueda conocer cada obra pública". "Hay una suerte de fantasía de que se juntaban dos o tres personas y decían "mandémosle plata a alguien". Eso en los hechos es imposible que ocurra. Eso es lo que más me llama la atención de este juicio. Cuando vi el decreto de procesamiento de Cristina fue lo que más me llamó la atención", subrayó Alberto Fernández. "En 2005 o 2006 se hizo la denuncia por lo mismo que se investiga acá. La llevó el entonces juez federal Guillermo Montenegro se declaró incompetente y la envió al sur. Esa causa tardó dos o tres años en resolverse y allí es donde escuché por primera vez que se vinculaba a Lázaro Báez con Kirchner. Me llamó la atención porque después se volvió a repetir la denuncia acá, y me llamó la atención que prosperara esa investigación", sostuvo el Presidente. Consultado por el empresario Lázaro Báez, uno de los principales imputados en el juicio, respondió: "No lo conozco. Lo crucé una vez en Calafate, me dijo "buenos días" y le dije "mucho gusto". Nunca más lo vi a Lázaro Báez". CHICANITAS Las "chicanitas" no faltaron en la audiencia y llegaron de la mano del fiscal Diego Luciani. El Dr. Carlos Beraldi le preguntó a Alberto Fernández: "¿Ud. sabe, le consta, tiene algún conocimiento que las leyes que sancionaba el Congreso de la Nación, cuando Ud. fue Jefe de Gabinete, estaban dirigidas a sustraer fondos del Estado a través de la Obra Pública desarrollada en Santa Cruz en complicidad con un empresario llamado Lázaro Báez?. Pero Luciani se opuso a la pregunta y dijo: "No es una pregunta abierta, es una pregunta que está directamente direccionada a buscar una respuesta, por lo que me voy a oponer a este tipo de preguntas, a esta y a otras en sucesivo". Beraldi arremetió con fundamentos: "La pregunta se corresponde con los presupuestos fácticos que tienen expresamente desarrollado en el requerimiento de elevación a juicio. Me refiero específicamente a la página 219, es decir, si yo no puedo preguntar sobre los hechos sobre los cuales el fiscal ha formulado un requerimiento de elevación a juicio, la verdad que no tiene objeto que yo interrogue al testigo. Más allá de lo que nos parezca esta acusación que será objeto de nuestro alegato, lo cierto esto es lo que dice el requerimiento de elevación a juicio, quiero saber si el testigo sabe o no sabe algo que pueda aclararnos esta acusación que se está haciendo y la acusación específicamente es esa, la página 219 habla de eso, habla de que se sancionaban leyes para que el Sr. Lázaro Báez se enriqueciera, aunque nos parezca insólito, esto es lo que dice el requerimiento de elevación". Otra "chicanita" llegó cuando Luciani pregunto: "¿Por qué renunció a su cargo?", refiriendo a la jefatura de Gabinete durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Fernández respondió que "por diferencias por la resolución 125. Sentí que no iba a tener la misma fuerza que había tenido en la gestión de Néstor Kirchner y decidí dar un paso al costado". Luego, el fiscal le mostró una planilla de licitación de obras para interrogarlo, Fernández se mostró molesto: "Doctor, a mí me da la impresión que usted no me escuchó antes". "Si, lo escuché", respondió Luciani. "Entonces tiene un problema de comprensión", lanzó el Jefe de Estado. Y manifestó su "desconocimiento" de ese listado, ya que, según explicó en reiteradas oportunidades, las licitaciones y adjudicaciones de obras no dependen del presidente o del jefe de gabinete de ministros. "El jefe de Gabinete nunca participa del trámite de licitaciones. Tampoco el presidente. Hay que entender cómo funciona el Presupuesto", enfatizó. "¿El presidente le indica a un ministro cómo asignar los recursos?", insistió el fiscal. "Le reitero. Un presupuesto no es la decisión de un presidente". "¿Usted tenía alguna interactuación particular con el ministerio de Planificación?" "Si, claro. Era el ministro de Planificación. Interactuaba como con todos los ministros. Siento que hay una suerte de fantasía de que acá se juntaban dos o tres personas y decían mandémosle plata a alguien. Y quiero decir que en los hechos eso es imposible que ocurra. Eso es lo que me llama poderosamente la atención", puntualizó el presidente.


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CORREO ELECTRONICO
Teléfono: 02323 - 427962
Luján - Provincia de Bs. As.
copyright 2016

Construido por
Lorna
Copyright2020

"La RUEDA se reserva el derecho
de anular los comentarios
que incluyan contenido ofensivo o
sin verdadera identidad del usuario.
Este sitio no se responsabiliza
de los dichos vertidos por los entrevistados-as."